5 lecciones que nos dejó María Félix sobre estilo y belleza

lecciones de estilo que nos dejo Maria

El día de hoy se conmemora un aniversario más del natalicio y fallecimiento de María Félix, la gran diva de la Época de Oro del cine mexicano, quien además de ser la figura central de importantes películas nacionales y extranjeras, fue una de las figuras más influyentes en el mundo de la belleza y la moda.

Para La Doña no bastaba ser bonita, sino que hacía falta saber serlo. Estaba convencida de que la personalidad y el estilo eran mucho más importantes que la hermosura y lo dejó claro a lo largo de su vida.

Para sumarnos a los homenajes que se le rendirán a María Félix, te queremos compartir algunas de las más importantes lecciones de estilos que nos dejó y que hoy sigue vigentes.

Cejas y pestañas perfectas

María Félix sabía el poder que tenía una mirada seductora. Por ello, ponía especial atención en el cuidado de sus pestañas y cejas.

Las pestañas son el marco de los ojos, por lo que le gustaba que lucieran largas y gruesas. Las rizaba con cuidado para que se no cayeran y usaba al menos dos capas de rímel, evitando que se formaran grumos pues eso arruinaría su imagen.

Ponía énfasis tanto en las pestañas superiores como en las inferiores.

Respecto a sus cejas, siempre estaban perfectamente delineadas y definidas. Ella no las llevaba de acuerdo a las tendencias de su época, que dictaba que estuvieran más bien rectas.

A ella le gustaban marcar ese arco que hacía que su mirada fuera contundente y ultra femenina.

Aunque en décadas posteriores se llevaron las cejas delgadas, ella siempre fue fiel a su estilo.

Para María Félix las cejas y las pestañas eran súper importantes. Aquí en una escena de la película Enamorada
Para María Félix las cejas y las pestañas eran súper importantes. Aquí en una escena de la película Enamorada

Faldas evasé

Uno de los detalles que destacan en el estilo de María Félix es el uso de faldas. Desde luego, en algunas ocasiones llevaba pantalones, pero fueron estas prendas las que formaban parte de su personalidad.

Pero no cualquier falda. Ella prefería las de corte evasé, vocablo que proviene del francés y significa acampanado o de boca ancha. Las faldas con un poco de vuelo le aportaban a sus looks un toque refinado, sin ser tan sensuales como las de corte tubo.

Respecto al largo de la prenda, apostaba por el midi, es decir debajo de las rodillas, de tal manera que le permitiera libertad de movimiento y le ayudaba a caminar con ligereza, pero sin sacrificar la elegancia.

Como detalle casi siempre llevaba un cinturón que le ayudara a marcar su diminuta cintura.

Las faldas con un poco de vuelo era las preferidas de María
Las faldas con un poco de vuelo era las preferidas de María

El poder de los accesorios

En función de la ocasión, María Félix elegía con cuidado sus accesorios. Si era un evento casual, una pañoleta en el cuello o sobre la cabeza era suficiente. También solía usar grandes arracadas.

En cambio, si era un acto más elegante, se valía de sombreros, plumas y lujosas piezas de joyería.

La lección que nos deja La Doña es que apostemos por accesorios de calidad. Aunque no sean de gemas preciosas o diamantes, sí debemos decantarnos por piezas que no se destiñan o pierdan su color con el tiempo, sino que sean de marcas que nos garanticen que mantendrán su forma y pigmentos.

Los accesorios eran parte del estilo de María Félix
Los accesorios eran parte del estilo de María Félix

El mejor corte de pelo

Hoy en día se apuesta por la naturalidad y por invertir el menor tiempo posible en el arreglo de nuestro pelo, pero en los tiempos de María Félix esto era impensable.

Ella siempre llevaba su peinado impecable y perfecto, con marcados rizos en las puntas y en un largo que cubría sus hombros, pero sin llegar hasta la cintura.

Su corte de pelo sigue siendo una apuesta segura, pues a pesar del paso de los años nunca pasa de moda. Puede ser muy versátil y muy favorecedor porque le aporta un poco de volumen a las melenas finas y le brinda control al cabello rizado.

El cabello de María Félix era perfecto. Aquí en la película Tizoc
El cabello de María Félix era perfecto. Aquí en la película Tizoc

Confianza y seguridad

Sin duda, la lección más grande de estilo que nos dejó María Félix es que la confianza y seguridad que tengamos en nosotras mismas nos brindará toda la belleza que necesitamos.

Sabía que todas las mujeres son bonitas si realmente piensan que lo son y que ninguna persona tiene el poder para hacerte pensar lo contrario.

Que debemos creer en nosotras mismas y en todo nuestro poder.

La mayor belleza es la confianza y seguridad. Foto Licencias Creative Commons
La mayor belleza es la confianza y seguridad. Foto Licencias Creative Commons

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.