3 mitos sobre el veganismo

No todo lo que se dice veganimo es verdad. Foto Jerzy Gorecki en

En tiempos de pandemia y aislamiento social, muchas personas pusieron más atención en cómo estaban viviendo. Preocupadas por su estilo de vida, decidieron cambiar su alimentación y probar el veganismo.

Actualmente, aunque queremos vivir y comer mejor, compartiendo el mundo con otros seres vivos, de una manera más respetuosa y sustentable, todavía hay varios mitos alrededor del veganismo. Aquí te decimos si son verdad o no.

Mito 1. El veganismo es extremo

Algunas personas ven un estilo de vida vegano como extremo, porque usar animales como alimentos está muy arraigado en nuestra cultura. Sin embargo, poco se dice que la cría de animales contribuye al cambio climático, es un impulsor de la deforestación y de la pérdida de especies; además, contribuye al desperdicio de energía y agua, contaminando las vías fluviales y la tierra.

En este sentido, Million Dollar Vegan, organización internacional sin fines de lucro, que busca crear conciencia sobre cómo la cría y el consumo de animales afectan el medio ambiente y la salud, actualmente impulsa la campaña #QuitemosLasPandemiasDelMenú, la cualbusca concientizar sobre cómo una alimentación con base en plantas puede proteger la salud, así como también beneficiar al planeta y a los animales.

Por otro lado, si pensamos en relación a la variedad de los platos, muchos de los alimentos que ya compramos son veganos y muchos pueden reemplazarse fácilmente. Por ejemplo: las leches, los yogures, los helados y los quesos vegetales, pueden sustituir las versiones lácteas. Por su parte, las carnes vegetales pueden reemplazar a las provenientes de animales; y, hoy en día, encontramos versiones veganas de pasteles, sopas, salteados, hamburguesas y hasta embutidos.

Te puede interesar: ¿Sabes de qué está hecho el paté?

“Cada vez más personas están eligiendo sustituir alimentos de origen animal por alternativas del veganismo”, explica Jessica González Castro, gerente de la campaña #QuitemosLasPandemiasDelMenú en México, impulsada por la organización internacional Million Dollar Vegan.

Ciertamente, puede llevar algunas semanas adaptarse como a cualquier estilo de vida nuevo. Sin embargo, miles de personas ya hicieron el cambio a una vida vegana y una de las frases más común es “realmente no es tan difícil como pensaba; desearía haberlo hecho antes”.

El veganismo ofrece muchas opciones de alimentación. Foto LC-click en Pixabay
El veganismo ofrece muchas opciones de alimentación. Foto LC-click en Pixabay

Mito 2. La alimentación vegana es cara

Esto no es así. Los garbanzos, por ejemplo, son más baratos que el pollo, y una hamburguesa de betabel cuesta menos que una hamburguesa de carne. La mayoría de los productos esenciales, como pasta, pan, arroz, frijoles, legumbres y vegetales, tanto de temporada como congelados, son baratos.

Además, si se pone en práctica lo que se conoce como meal prep (planificar, comprar y cocinar en cantidad para guardar y comer a futuro), basando las comidas en estos alimentos, es fácil mantener un presupuesto bajo y una dieta saludable.

El veganismo puede ayudar financieramente de otras maneras, por ejemplo, al reducir el desperdicio porque los productos animales deben prepararse o consumirse rápidamente o se pueden descomponer. En contraste, las lentejas y el tofu pueden durar mucho más. Al no desperdiciar alimentos, se ahorra dinero.

Te puede interesar: ¿Dónde comer pasta y pizza en la Condesa?

Muchos alimentos veganos tienen un precio accesible. Foto Bernadette Wurzinger en Pixabay
Muchos alimentos veganos tienen un precio accesible. Foto Bernadette Wurzinger en Pixabay

Mito 3. El veganismo no aporta todos los nutrientes

Sí es posible obtener todos los nutrientes que el cuerpo necesita en una dieta basada en plantas. A pesar de que esto, el mito persiste y se cree que el veganismo no aporta suficiente proteína, calcio, vitamina B12, hierro y omega-3 debido a su dieta.

●             Legumbres, nueces, semillas, tofu y otros productos de soja son una excelente fuente de

●             Los vegetales de hojas verdes como la col rizada o kale, el brócoli y el berro, así como los frijoles, semillas de sésamo, almendras, nueces, higos secos y naranjas son ricos en calcio.

●             Muchos alimentos veganos están fortificados con vitamina B12, incluidos los cereales, las leches no lácteas y la levadura nutricional.

●             El omega-3 se puede obtener de vegetales de hoja, aceite de linaza, nueces, aceite de canola, semillas de chía y semillas de cáñamo, entre otros alimentos veganos.

Si se combinan adecuadamente los alimentos, el veganismo aporta todos los nutrientes. Foto RitaE en Pixabay
Si se combinan adecuadamente los alimentos, el veganismo aporta todos los nutrientes. Foto RitaE en Pixabay

Te puede interesar: Conoce las famosas dinoquesadillas de San Antino de las Alazana

Muchos médicos y profesionales de la salud afirman que una nutrición basada en vegetales puede prevenir enfermedades cardíacas, obesidad e hipertensión, entre otras afecciones.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.